El Ayuntamiento refuerza los servicios de apoyo a las personas en situación de vulnerabilidad en materia de vivienda fruto de la crisis Covid-19

El Ayuntamiento de Parla ha reforzado los servicios de apoyo a las personas que, como consecuencia de la crisis del Covid-19 se encuentran en situación de vulnerabilidad en materia de vivienda. Y lo hace, no solo eliminando las tasas por expedición de documentos para solicitar moratorias de hipoteca y alquiler. También facilitando el envío de la documentación por correo electrónico tras la suscripción de una declaración responsable. Y, además, para orientar a las/os ciudadanos que lo precisen, la Concejalía de Vivienda ha elaborado una guía sobre las medidas aprobadas por el Gobierno en esta materia, los trámites de ayudas y moratorias, así como los modelos de solicitud existentes.

Exención de tasas para solicitar moratorias de hipoteca y alquiler

El Ayuntamiento de Parla no cobra tasas por solicitar certificados para la moratoria en el pago de cuotas hipotecarias o de alquiler a los colectivos particularmente vulnerables, de acuerdo con las medidas extraordinarias aprobadas por el Gobierno de España dentro del Real Decreto 8/2020 de 17 de marzo de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del Covid-19 y el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al Covid-19.

Con el fin de facilitar la tramitación de estos documentos a la ciudadanía, se ha establecido –a través del servicio de atención a la ciudadanía 010 y el departamento de Estadística- un protocolo que incluye, únicamente para los beneficiarios de estas ayudas, la gratuidad excepcional del trámite. Además, para garantizar que las/os demandantes permanecen en casa el mayor tiempo posible, la gestión se realiza llamando al 010 (91 624 03 00 desde fuera del municipio), servicio reforzado que atiende de lunes a viernes de 8:00 a 20:00 horas.

Envío de documentación por correo electrónico para agilizar más el trámite

Cerca de 200 solicitudes (entre volantes y certificados) se han realizado en las tres semanas que lleva aplicándose este protocolo. Con lo que, para agilizar aún más estos trámites, cada petición se acompañará de una declaración responsable para que, una vez suscrita y comprobados los datos, la documentación pueda enviarse por correo electrónico, evitando los retrasos que en estos momentos puede sufrir el correo ordinario.

Así, el procedimiento para quienes precisen un certificado histórico colectivo para reclamar la moratoria hipotecaria o del alquiler por el Covid-19, (más información en: https://www.ayuntamientoparla.es/servicios/sanidad-y-salud/coronavirus/horarios-especiales-de-atencion), una vez se contacte con el 010 es:

  • Se confirmarán los datos de hoja padronal en la Aplicación informática de Padrón Municipal de Habitantes, en cumplimiento de la Ley de Protección de Datos.
  • Si la verificación es correcta, se le indicará al solicitante que envíe una petición formal al correo electrónico del Departamento de Estadística, junto con la documentación pertinente según el caso, y que suscriba una declaración responsable, que exigirá además la firma de todas las personas adultas que aparezcan en la hoja padronal.
  • No se cobrará la tasa correspondiente, dada la situación excepcional.
  • El Departamento de Estadística emitirá el Certificado Histórico Colectivo, que una vez firmado, se enviará a la persona interesada por correo electrónico.
  • Una vez realizada la solicitud de la moratoria, la entidad acreedora procederá a su implementación en un plazo máximo de quince días. También lo comunicará al Banco de España. Durante el periodo de vigencia de la moratoria, la entidad acreedora no podrá exigir el pago de la cuota hipotecaria ni de ninguno de los conceptos que la integra -ni íntegramente, ni en porcentaje- ni se devengarán intereses. No se permitirá la aplicación del interés moratorio por el periodo de vigencia de la moratoria.

Condiciones para solicitar moratorias hipotecarias o de alquiler

Según la normativa Estatal aprobada con carácter excepcional en el marco de la crisis sanitaria del Covid-19, la moratoria hipotecaria se aplicará a los contratos de préstamos o crédito garantizados con hipoteca inmobiliaria cuyo deudor se encuentre en los siguientes supuestos de vulnerabilidad:

  • Que el deudor haya pasado a estar en situación de desempleo o, en caso de ser empresario o profesional, sufra una pérdida sustancial de sus ingresos o ventas.
  • Que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar no supere en el mes anterior a la solicitud de la moratoria tres veces el IPREM (Indicador Público de Efectos de Rentas Múltiples) con carácter general.
  • Que la cuota hipotecaria más gastos y suministros supere el 35% de los ingresos netos de la unidad familiar.
  • Que a consecuencia de la emergencia sanitaria la unidad familiar haya sufrido una alteración significativa de sus circunstancias económicas.

La moratoria se debe solicitar a la entidad financiera acreedora, con la documentación que acredita que se está en situación de vulnerabilidad económica. Entre esa documentación solicitada se encuentra un documento expedido por el Ayuntamiento: el Volante o Certificado de Empadronamiento.

En cuanto a la moratoria de la deuda derivada por impago del alquiler de la vivienda habitual, cabe destacar:

  • Si el arrendador es una entidad pública o un gran tenedor, se puede solicitar en el plazo de un mes desde la entrada en vigor del RD-Ley 11/2020, de 31 de marzo, una reducción del 50% de la renta durante el tiempo que dure el estado de alarma y hasta 4 meses después, o moratoria del pago de la renta durante todo el tiempo que dure el estado de alarma y prorrogable, mes a mes, hasta un máximo de 4 meses después.
  • Si el arrendador es un particular o empresa con menos de 10 viviendas, la persona arrendataria de un contrato de vivienda habitual que se encuentre en situación de vulnerabilidad económica, podrá solicitar de su arrendador, en el plazo de un mes desde la entrada en vigor de este Real decreto Ley, el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta. Una vez recibida la solicitud, la persona arrendadora comunicará a la arrendataria, en el plazo máximo de 7 días laborables, las condiciones de aplazamiento o de fraccionamiento aplazado de la deuda que acepta o, en su defecto, las posibles alternativas que plantea en relación con las mismas.

Asesoramiento desde la Concejalía de Vivienda

Para aclarar todos estos términos y otras cuestiones, así como ayudar en las gestiones necesarias, la Oficina Municipal de Vivienda, no sólo atiende a las vecinas y vecinos a través del 010 o del correo plandevivienda@ayuntamientoparla.es. También ha elaborado una guía sobre las medidas aprobadas por el Gobierno en esta materia, los trámites de ayudas y moratorias, así como los modelos de solicitud existentes. Toda esta información y documentos, además de poder solicitarse al Área de Vivienda, están disponibles en la Página Web Municipal, en el siguiente enlace: https://www.ayuntamientoparla.es/servicios/sanidad-y-salud/coronavirus/vivienda.

La Guía-resumen de las medidas adoptadas en materia de vivienda para colectivos en situación de vulnerabilidad social y económica sobrevenida a consecuencia del COVID-19 recoge:

Sobre la suspensión extraordinaria de desahucios y arrendamientos una vez finalizado el estado de alarma. Desde la entrada en vigor del estado de alarma se suspenden durante 6 meses los lanzamientos. Si pasado ese tiempo la situación de vulnerabilidad continúa, puede presentarse en el Juzgado una solicitud de suspensión extraordinaria. En el caso de arrendamientos, los inquilinos o inquilinas podrán solicitar una prórroga de 6 meses sobre los contratos que finalicen en este período de alarma.

Sobre la solicitud de ampliación de la moratoria de la deuda hipotecaria. Debe presentarse en la entidad bancaria, y además de la vivienda se incluyen los inmuebles afectos a la actividad económica de empresarios y profesionales (autónomos) y las viviendas distintas a la habitual por las que el deudor hipotecario (siempre persona física) haya dejado de percibir renta arrendaticia. Debe acreditarse situación de vulnerabilidad (por desempleo, ERTE, la pérdida sustancial de ingresos o de la facturación en al menos el 40% o si los ingresos familiares no superan, con carácter general, el límite de 3 veces el IPREM mensual). Igualmente se estará en situación de vulnerabilidad si la hipoteca y los gastos y suministros básicos son superiores o iguales al 35% de los ingresos de la unidad familiar y también en el caso de que la carga hipotecaria se haya multiplicado por al menos el 1.3.

Sobre la solicitud de moratorias y ayudas de alquiler. Hay diversas alternativas, como la solicitud a través del ICO de Microcréditos para cubrir el pago de hasta 6 meses, Ayudas directas al Alquiler del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, o solicitar una Moratoria de la deuda derivada del impago del alquiler de la vivienda habitual. Debe pedirse a la entidad o persona arrendadora presentando una solicitud junto a la acreditación de situación de vulnerabilidad. Los requisitos de vulnerabilidad en este caso pasan por demostrar estar en situación de desempleo, ERTE o la pérdida sustancial de ingresos no alcanzando en el mes anterior la unidad familiar el límite de 3 veces el IPREM mensual. También si la renta del alquiler más los gastos y suministros básicos son superiores o iguales al 35% de los ingresos de la unidad familiar, y que ninguno de los miembros de la unidad familiar tenga una vivienda en propiedad o usufructo.

Sobre la reducción de renta para arrendatarios de la Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid. Pueden solicitarla todos los arrendatarios de la Agencia de Social de la Comunidad de Madrid que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica a consecuencia de la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19, y debe presentarse en el Registro General de este organismo. Deberán acompañar la solicitud con documentación acreditativa de los supuestos de vulnerabilidad, que en este caso se cumplen cuando el arrendatario se encuentra en situación de desempleo, tiene pérdida de actividad o pérdida sustancial de ingresos de, al menos, un 40%.

Además de toda la documentación requerida por bancos y entidades y particulares, se solicitarán certificados emitidos por cada Ayuntamiento para verificar la exactitud de los datos. La Concejalía de Vivienda facilita en el enlace anteriormente citado los distintos modelos de solicitud existentes:

  1. Modelo de suspensión extraordinaria de desahucio una vez finalizado el estado de alarma. Para presentar en el Juzgado (Solicitud de suspensión + acreditación de situación de vulnerabilidad).
  2. Modelo de solicitud de moratoria de la deuda hipotecaria. Para presentar en la entidad bancaria (Solicitud + acreditación de situación de vulnerabilidad).
  3. Modelo de solicitud de moratoria de la deuda por impago de alquiler. Para presentar en caso de arrendador particular (Solicitud + acreditación de situación de vulnerabilidad).
  4. Modelo solicitud de moratoria de la deuda por impago de alquiler. Para presentar en caso de empresa o gran tenedor de vivienda (Solicitud + acreditación de situación de vulnerabilidad).
  5. Modelo solicitud de reducción renta arrendatarios Agencia Vivienda Social.