Parla recibe su tercera Pajarita Azul, premio a la excelencia por la gestión de recogida selectiva de papel y cartón para reciclar

El Ayuntamiento de Parla ha recibido nuevamente el premio Pajarita Azul. El galardón, concedido a 35 entidades de toda España entre las que se encuentra el Consistorio parleño, reconoce la excelencia por la gestión de la recogida selectiva de papel y cartón para reciclar. Este año, Parla está entre las únicas cinco ciudades premiadas en la región, junto a Coslada, Fuenlabrada, Getafe y Rivas-Vaciamadrid. 

La entrega de los premios Pajarita Azul a Ayuntamientos, Consorcios y entidades ha sido realizada en Valladolid por el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán y el presidente de Aspapel, Jordi Mercader y, tras la ceremonia, los premiados han visitado la fábrica de papel reciclado de la localidad palentina de Dueñas. 

Los premios Pajarita Azul 2020 han sido concedidos a 35 entidades de toda España, de las que tan sólo cinco son Ayuntamientos de la Comunidad de Madrid. Entre ellos se encuentra el de Parla, que recibe este galardón por tercer año. Con este reconocimiento público, Aspapel certifica que Parla es una de las entidades que han contribuido, con su aportación, a alcanzar en España los cuatro millones y medio de toneladas de papel y cartón usado, y al reciclaje de cinco millones de toneladas en 2019.

Un premio de prestigio internacional 

Reconocido internacionalmente con el Premio Europeo de Reciclaje de Papel, el programa de ASPAPEL contribuye de forma decisiva a que cada vez sean más las entidades de nuestro país que obtienen el máximo reconocimiento por su contribución a que todo el papel y el cartón que recogen selectivamente cumpla con los estándares europeos de calidad en papel reciclado. 

Tras la ceremonia de entrega de los premios, los asistentes han visitado una fábrica de papel reciclado y de packaging perteneciente a DS Smith, proveedor líder de soluciones de empaque sostenibles, ubicada en Dueñas (Palencia), donde han podido ver sobre el terreno cómo el papel y el cartón depositado en los contenedores azules de Valladolid se convertía primero en papel y luego en cajas de cartón ondulado, cerrando el ciclo de la economía circular del papel. Los propios trofeos entregados han sido fabricados en Burgos a partir del papel reciclado de DS Smith. 

¿Qué son las pajaritas azules? 

Pajaritas Azules es un programa anual de asesoramiento, evaluación y reconocimiento de la calidad de la gestión municipal en recogida selectiva para el reciclaje de papel y cartón, enfocado a la mejora continua y desarrollado por ASPAPEL. La evaluación se basa en veintiún indicadores, que se valoran según baremos establecidos y analizan todo lo referente a la recogida del contenedor azul y recogidas complementarias, las campañas y acciones de información y concienciación ciudadana, los aspectos relativos a la regulación y la planificación de la gestión y los resultados y trazabilidad hasta el reciclaje final. Las entidades locales que cada año se distinguen por su excelencia obtienen una, dos o tres Pajaritas Azules, según un baremo objetivo y a partir de los resultados obtenidos en la evaluación. 

La evaluación anual de cada ayuntamiento o agrupación de ayuntamientos va acompañada de asesoramiento técnico con recomendaciones de mejora. Y en función de sus resultados en las sucesivas ediciones anuales de Pajaritas Azules, las entidades locales mantienen, incrementan o pierden las pajaritas obtenidas el año anterior. 

Objetivo 2021: eliminar los impropios 

“Impropios” es como se denomina a los residuos que se depositan en los contenedores de papel y cartón junto a estos últimos: trozos de cuerda, plásticos, grapas… y otros materiales ajenos al tipo de material que debe depositarse en los contenedores azules. Por eso para la edición 2021 se va a establecer un sistema de control que permitirá, además de implantar mejoras, controlar los niveles de impropios para la concesión de una, dos o tres Pajaritas Azules. 

La calidad del material recogido es esencial para que todo este proceso de reciclaje sea circular. Y es necesaria una buena separación en origen para reducir el nivel de impropios que dificulta el reciclaje final.