Sustitución del parque de papeleras y contenedores de carga trasera por otros fabricados con material reciclado

El Ayuntamiento de Parla va a iniciar la sustitución de su parque de contenedores de carga trasera y papeleras a medida que se vayan deteriorando, por otros realizados con material 100% reciclado y también reciclables en su totalidad. Se trata de un paso adelante en la aplicación de políticas de economía circular.

Se sustituirán paulatinamente a medida que se deterioren

Los contenedores de ruedas y carga trasera que se encuentran en su mayoría en el centro urbano de Parla, establecimientos comerciales y centros educativos, van a ser sustituidos de forma paulatina a medida que se deteriores por otros nuevos cuyo principal beneficio es el material del que están fabricados.

Fabricados con material 100% reciclado

Se trata de recipientes de nueva generación o circular eco, es decir, están realizados con material 100% reciclado, tanto de otros contenedores previamente deteriorados como de los envases de plástico reciclados por los vecinos y vecinas. Y también son 100% reciclables para el futuro, de manera que deja de necesitarse nueva materia prima.

El Ayuntamiento de Parla pone en marcha esta medida de aplicación de políticas de economía circular a través de la Concejalía de Obras, Mantenimiento y Limpieza y de la empresa adjudicataria del servicio de mantenimiento de papeleras y contenedores.

El objetivo es aplicar la regla de convertir los residuos en recursos, eliminando el concepto de fabricar, consumir y tirar que marcaba la economía lineal cada vez más en desuso. En su lugar, se usan como parte de la materia prima los envases de plástico procedentes del reciclaje doméstico y los propios contenedores deteriorados o que se encuentran al final de su vida útil.

Gris más oscuro para reducir también el uso de colorantes

El proceso de fabricación, que también se va a poner en marcha para la sustitución progresiva de las papeleras, implica una variación en el color. Y es que la aplicación de esta importante medida medioambiental también reduce el uso de colorantes.

Por ello, los contenedores, que dispondrán del sello Circular Eco que certifica el uso de material reciclado y el cumplimiento de los principios de la economía circular en su proceso de fabricación, serán de un gris más oscuro que el actual. La fracción a depositar se distinguirá por el color de las tapas que serán amarillo para envases y gris claro para el resto.